4 de mar. de 2011

Voy a dejar a la gente mejor de lo que la encontré.


Hace tiempo un hombre vagaba a través de un árido desierto y de pronto llegó a una fuente de agua fresca y cristalina. Era tan refrescante que decidió llevar al rey una muestra. Llenó su odre y comenzó su larga jornada a través de las cálidas arenas hasta llegar al palacio. Por el camino, sin embargo, el agua se puso rancia debido a la vieja piel del odre en el cual estaba almacenada.

El rey cordialmente aceptó el regalo de su fiel ciudadano. La probó con una expresión de profundo agradecimiento y agrado. El caminante se fue con el corazón lleno de gozo. Cuando el hombre se alejó, algunos de la corte del rey probaron el agua putrefacta y le preguntaron al rey:

- ¿Por qué usted simuló que la estaba disfrutando?

-Ah -respondió el rey- no era el agua lo que yo probaba, sino el espíritu con el cual me la ofrecieron.

John Mason autor motivacional dice “Si quieres que otras personas mejoren, déjales escuchar las cosas buenas que dices acerca de ellas. La gente te va a tratar de la manera en que las ves a ellas. Encuentra lo bueno en todo el mundo; haz que sus talentos y habilidades se destaquen. Para liderar a las personas, hazle saber que las apoyas. Es tarea de todo líder hacerle difícil a los demás que hagan las cosas mal, y facilitarle que las hagan bien.”

Si quieres ser recordado

Lo que tiene más significado en la vida es lo que has hecho por otras personas. La mayoría de la gente puede sonreír durante dos meses cuando le dicen cinco palabras de alabanza y le dan una palmadita de aprecio en la espalda, ya que atesoramos en nuestro corazón aquellas cosas que nos traen recuerdos placenteros. Si quieres que la gente te recuerde continuamente, dales aliento. La mejor forma de ser olvidado o ignorado es desalentado a aquellos que nos rodean. La mejor manera de alentarse a sí mismo es alentar a otra persona.

Los que les traen la luz del sol a otras personas no pueden evitar que brille en ellos.”—James Matthew Barrie

¿Qué dicen las Escrituras acerca de la forma en que debemos tratar a otros? La Biblia nos insta a ser: "...Con tus buenas obras, dales tu mismo ejemplo en todo. Cuando enseñes, hazlo con integridad y seriedad, y con un mensaje sano e intachable. Así se avergonzara cualquiera que se oponga, pues no podrá decir nada malo de nosotros" (Tito 2:7, 8)

Leí la historia de unos esposos que asistieron a una cena, como un favor a algunos amigos, para colectar fondos, organizada para beneficio de una agencia de servicio social. Cuenta que desafortunadamente, el amplio comedor sólo tenía ocupada la tercera parte de su capacidad y el desconcertado maestro de ceremonias se disculpó por los que no se presentaron.

Después de la cena, cuando la pareja de esposos se estaba retirando, no pudieron dejar de oír por casualidad al presidente de la organización; muy disgustado, reprendiendo al presidente de la comisión organizadora del evento: "¿Qué pasó? Este lugar se habría llenado si usted hubiese sabido cómo promoverlo."

La pareja pensó: "Este no es el lugar apropiado para esta conversación, y seguramente él pudo haber encontrado una forma más positiva de expresar sus sentimientos." La Biblia nos dice: "No juzguen, y no se les Juzgara. No condenen, y no se les condenará. Perdonen y se les perdonara" Lucas 6:37

Tiene que ser pequeño el que se empeña en empequeñecer a otros.

Ciertamente tenemos que enfrentar comportamientos indeseables, pero los verdaderos profesionales usan métodos de corrección que inspiran en vez de dañar.

John Robinson, después de una larga carrera como entrenador de fútbol universitario de la Liga Nacional de Fútbol (NFL), afirmó: "Nunca critico a un jugador hasta que él está convencido de que yo tengo confianza total en su talento." Robinson le recuerda al atleta que es "casi perfecto", pero ha llegado el momento de trabajar en los pequeños detalles que necesitan ser mejorados.

El experto en relaciones humanas Les Giblin cree que deberíamos hacer todo lo posible por censurar el hecho y no la persona. El aconseja: "Al dirigir sus críticas a los hechos, usted puede hacerle un cumplido y elevar su ego al mismo tiempo." El ofrece este ejemplo: "Juan, yo conozco por la experiencia anterior, que este error no es típico de su comportamiento normal.

Si alguien le dice: "Te estoy diciendo esto por tu propio bien", tenga cuidado; frecuentemente esto no es para el bien de usted, sino para el del otro. La persona que encuentra faltas en otros para alimentar su propia vanidad, sufre comúnmente de un concepto pobre de sí mismo. Como alguien observó: Tiene que ser pequeño el que se empeña en empequeñecer a otros. Elimine el acusar y encontrar faltas de su lista de habilidades como líder, deje a un lado esas críticas nocivas que pudieran dañar la personalidad de alguien y busquen en lo demás las mejores virtudes y las verdaderas intenciones del corazón. ESFUERZATE y HAZLO.

30 de nov. de 2009


Típico que estamos con un grupo de amigos que se están quejando de su situación y nunca falta el que diga:"El dinero no da la felicidad, pero… como ayuda", o dirían "nos pone a sólo un pasito" y la risa es generalizada. La verdad es que la mayoría estaríamos de acuerdo en asegurar que el dinero no nos da la felicidad, ya que conocemos gente con mucho más capacidad económica y a otros, con bastante menos, y viven vidas realmente miserables. ¿Qué estaría dispuesto a hacer por obtener 10 millones de dólares (Bs. 21.500 millardos)? La mayoría dice «El dinero no compra la felicidad», pero actuamos como si fuese cierto. Le voy a ilustrar una estadística acerca de cosas que la gente dijo que estaría dispuesta a hacer por diez millones de dólares. Ellos... 1. Abandonarían a toda su familia (25%) (Algunos dejarían a su suegra por menos, pero eso es otra cosa) 2. Se prostituirían por una semana o más (23%) 3. Renunciarían a su ciudadanía (16%) 4. Dejarían a su cónyuge (16%) 5. Se negarían a testificar, dejando en libertad a un asesino (10%) 6. Matarían a un extranjero (7%) 7. Darían sus hijos en adopción (3%) Si esos hallazgos no muestran que algunas personas creen que el dinero les traerá felicidad, ¡nada más lo hará! Debemos dejar de creer que me sentiría muy bien si mi cartera estuviese llena. Que un poco más solucionará mis problemas. ¿Qué hago? No quiero seguir siendo infeliz a causa de mi situación financiera!! 1. Sea desprendido...nada es suyo. No hay nada de malo con tener dinero o cosas lindas. Del mismo modo, no hay nada de malo con vivir modestamente. Tenga mucho o tenga poco, nunca detrás de una carroza fúnebre va un trailer con las pertenencias del difunto. Recuerde siempre: No se llevará nada cuando se vaya, incluso, otros usarán sus cosas. Admítalo, sólo es un administrador de "sus" bienes, pero no el dueño. Así que no se preocupe tanto por "sus" cosas. Sea Feliz. 2. Viva contento con el nivel económico que tiene hoy. Está bien desear con pasión y empeño que su futuro económico sea mejor, pero para ser una persona libre y sana, en términos financieros, necesita estar feliz con lo logrado hasta hoy. Agradezca por lo que tiene. 3. Tenga paciencia en el camino de lograr sus metas. Normalmente la sociedad nos presiona, asedia, estresa, hasta nos enferma por llegar a tener el auto de nuestros sueños, la casa o un maravilloso viaje antes de tiempo. Entonces nos endeudamos y apresuramos a comprar esas cosas. ¿Se siente muy feliz endeudado? Sea paciente y feliz sin deudas. Reflexione sobre estas claves. La próxima vez que alguien diga."el dinero no da la felicidad, pero…" y le coloquen algo más, recuerde este artículo y explíquele...él necesita saber. Usted ya sabe.

Franflin Limardo
franklinl@esfuerzateyhazlo.com